Un pájaro ha sido el causante de que un total de 26 personas pasaran 18 minutos colgados de lo alto de una montaña rusa. La mala suerte hizo que el ave se posara sobre los comandos de la atracción, lo que provocó que se activara el sistema de emergencias y se detuviera inmediatamente.
Un total de 26 personas vivieron un auténtico momento de terror cuando, mientras estaban en una adrenalítica montaña rusa, se quedaron parados. La mala suerte hizo que el momento en el que la atracción se paró fue cuando todos estaban boca abajo, y así pasaron 18 minutos hasta que se consiguió arreglar el fallo.

Happy Valley es uno de los parques temáticos más populares en China y, como cada fin de semana, estaba repleto de gente, que quedaron perplejos al ver a la gente gritando desde 32 metros de altura, tal y como recoge el diario británico Metro. El motivo de este fallo fue un pájaro que se posó sobre los comandos y provocó que se activara el sistema de emergencias de la estructura, haciendo que se detuviera inmediatamente.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios