Si estos días te topas en tu cuenta de Twitter con fotos o vídeos de adolescentes espatarrados en el suelo sobre una piel de plátano, debes saber que se han unido al último reto viral de internet: el #bananapeelchallenge, algo así como el reto de la piel de plátano.

Este curioso desafío, que lleva circulando en las redes desde el pasado domingo 28 de marzo, consiste en coger una piel de plátano, ponerla en el suelo, pisarla y resbalarse. ¿Y por qué se hace esto? Pues no tiene ningún fin solidario ni parecido, sino más bien se trata de replicar el vídeo que el adolescente Jason Oakes grabó el domingo en lo que parecía un momento de aburrimiento. Este fue su tuit.
Intenté comprobar si las pieles de plátano son realmente tan resbaladizas como en los dibujos animados. El vídeo, que consiguió más de 104.000 retuits y casi 110.000 Me Gusta, ha generado una curiosa reacción en cadena. Decenas de adolescentes han replicado la caída de Oakes, que no da crédito al fenómeno que se ha originado.



LA RESPUESTA A LA PREGUNTA ÉS OBVIA: PORQUÉ SÓN IDIOTAS DESCEREBRADOS, INDIGENTES MENTALES QUJE SE ABURREN.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios