Una turista neozelandesa ha muerto este miércoles en la isla caribeña de Sint Maarten por el impulso del aire de un avión en el Aeropuerto Internacional Princess Juliana. Este aeropuerto es famoso porque los aviones vuelan extremadamente bajos sobre la arena antes de aterrizar. El comienzo de la pista está a sólo 50 metros de la valla, en la playa Maho.


La mujer, de 57 años, estaba agarrada en esta valla cuando la fuerza de los motores del jet la hicieron caer hacia atrás. Ha sufrido lesiones graves y fue trasladada inmediatamente al hospital, donde murió poco después, según informa la cadena británica BBC.
A pesar las señales de peligro que rodean la zona y que advierten de los golpes de viento que generan los motores de los aviones al despegar y aterrizar, muchos turistas se acercan a contemplar los vuelos y se agarran a la valla para evitar ser arrastrados por el viento.
En un comunicado, la policía de Maarten asegura que patrulla la zona varias veces al día para evitar que los turistas se acerquen más de la cuenta. "Muchos turistas vienen a la isla para experimentar la emoción del aterrizaje y el despegue de los aviones, que se acercan volando por encima de sus cabezas de una forma extremadamente peligrosa", asevera la nota de la policía. EL PERIODICO.CAT

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios