Una mujer norteamericana terminó en la cárcel luego de que intencionalmente condujera su coche hacia un poste de concreto, para mostrarle a sus hijos que Dios los protegería si tenían fe. Las imágenes de la cámara de tráfico muestran a Bakari Warren, de 25 años, conduciendo hacia el norte en Peachtree Industrial Boulevard, en Georgia, antes de cruzar hacia los carriles del sur y chocar directamente contra un poste de concreto. Sus dos hijos, de 5 y 7 años, estaban en el asiento trasero, pero afortunadamente escaparon ilesos. Cuando fue interrogada por la policía de Norcross, Warren afirmó que estrelló su auto a propósito, para mostrarles a los niños que Dios era real, y que los protegería si creían en él. La extraña versión de los hechos de la mujer fue confirmada por sus hijos. Cuando se les preguntó si pensaban que su accidente fue intencional, uno de ellos dijo: “Sí, porque ella dio la vuelta. Tenía los ojos cerrados y decía, bla, bla, bla, ‘Amo a Dios’”. En su defensa, la mujer de 25 años les dijo a sus hijos que se abrocharan el cinturón de seguridad antes de conducir directamente hacia el poste de concreto. Aun así, fue arrestada en el acto y ahora enfrenta cargos por maltrato infantil. Su fianza fue establecida en USD 22.000. Los niños se quedarán con sus abuelos.
“Pudo haber sido mucho peor”, dijo el sargento de la policía de Nocross, Eric Butynski. “Podría haber habido un tráfico más pesado en ese horario, o podría haber golpeado el poste en un ángulo tal que hiciera más daño a la camioneta”. Curiosamente, cuando los agentes llegaron a la escena y le preguntaron a Bakari Warren qué había pasado, la mujer les dijo “revisen mi Facebook, y eso explicará lo que sucedió”. Su página de Facebook no presentaba nada que hiciera referencia directamente al incidente, pero luego dio la explicación respaldada por sus hijos: para probar que Dios los protegería.
Share To:

Francesc Puigcarbó

Post A Comment:

0 comentarios